Ayer se disparó un 926% la contaminación en la Cuenca del Nalón sin que Ayuntamientos ni gobierno del Principado les preocupe el POR QUÉ

No sabemos el origen; pero sí las consecuencias. -Cuadro de Wikipedia Commons.-

Desde la Coordinadora Ecoloxista d'Asturies pide explicaciones a la Consejería de Infraestructuras del gobierno del Principado para que nos informe porque se ha vuelto a  disparar ayer  fiesta por la tarde-noche la contaminación de partículas de menos de 10 micras en la cuenca del Nalón, en un día con escasos niveles de contaminación en el resto de Asturias.

De acuerdo a los datos que facilita el Gobierno de Asturias en su web de acuerdo a la obligación de comunicación diaria de contaminación atmosférica y calidad del aire de la Directiva 2008/50/CE y el R.D 102/2011, cosa que no hace con las estaciones privadas que de forma intencionada ya que el Principado no facilita los datos en continuo de las estaciones privadas monitorizadas porque son peores datos que las de las públicas, en una demostración de falta de transparencia.

En la estación de Blimea en el concejo de San Martín del Rey Aurelio se alcanzaron picos de 241 µg/m3 de PM10 partiendo de 26 µg/m3 una subida del 926% sin que nadie haya explicado las razones de esta disparatada subida, eso que estamos hablando de una zona escolar y deportiva, donde no hay industrias cercanas y en un día de fiesta. También en el vecino Langreo se apreció una disparatada subida en esa franja horaria de las micro partículas Pm2,5.

A día de hoy los picos de contaminación de Pm10 no están regulados en Asturias a pesar de los anuncios del Principado de su regulación. Hay que recordar que la Organización Mundial de la Salud  recomendó unos valores límite para partículas de 20 µg/m3 de media anual para las PM10 y un valor de alerta con una media diaria de 50 µg/m3 para las PM10, la tolerante normativa español esta 40 µg/m3 de media anual y de 50 µg/m para las 24 horas para las PM10.

Hay que recordar la cuenca del Nalón es el sitio más contaminado de Asturias de las peligrosas micro partículas las conocidas PM2,5 en los últimos años, sin que el Principado haya tomado medida alguna para reducir esta contaminación. Partículas que por su pequeño tamaño puede llegar al torrente sanguíneo arrastrando su carga contaminante.

Los niños son, junto con las mujeres embarazadas, los enfermos y las personas mayores, una población más vulnerable a los efectos de la contaminación atmosférica. Esta mayor vulnerabilidad de los niños se debe a diferencias en la exposición, a su inmadurez fisiológica y al mayor tiempo de vida después de la exposición. Además, los niños inhalan un volumen de aire proporcionalmente mayor que los adultos.

La evidencia científica no sugiere ningún umbral por debajo del cual no se prevean efectos adversos en salud tras la exposición a los contaminantes. Aún por debajo de los niveles de calidad de aire considerados como seguros por la legislación ambiental, los contaminantes se asocian con efectos nocivos sobre la salud, por lo que la OMS recomienda lograr las concentraciones de contaminantes más bajas posibles. Recomendación que el Principado incumple de forma significativa.  Los picos de contaminación atmosférica disparan los ingresos hospitalarios en Asturias por enfermedades respiratorias de acuerdo a un estudio epidemiológico realizado por la consejería de Sanidad del Principado de Asturias y presentado el año 2016.

Está claro que el Gobierno de Asturias y los Ayuntamientos tienen que asumir sus responsabilidades y trabajar para que se reduzca estos niveles elevados de contaminantes que lleva años ocultando por el impacto que supone para sus vecinos.

Fuente: Nota de prensa de la Coordinadora Ecoloxista d’Asturies.
Publicar un comentario

Archivos del Blog